Envíanos un mensaje
5 ejemplos de KPI para entornos corporativos

Los indicadores de desempeño forman parte del día a día de las distintas empresas que necesitan medir los resultados. También llamados KPI´s, los métricos del entorno corporativo brindan una oportunidad para que los gerentes observen con mayor precisión los problemas organizacionales y definan estrategias para mejorar las rutinas internas.

** De esta manera, la empresa puede ganar competitividad y atender a un público más amplio con alta calidad.

Un KPI (indicador clave de rendimiento) se puede definir como un métrico para evaluar el rendimiento de un aspecto de las operaciones de una empresa. Cada indicador clave se puede definir de acuerdo con el perfil organizacional y los estándares del mercado. De esta forma, el director genera, presidente o el responsable de la empresa u organización, puede identificar problemas con mayor precisión y, al mismo tiempo, alinear las estrategias de negocio con otras empresas de su área (benchmarking).

¿Cómo impacta la implementación de un KPI en mi negocio?

Bien implementado, un KPI puede tener grandes beneficios para una empresa. El seguimiento de los cuellos de botella operativos y los problemas internos se puede lograr con mayor agilidad y seguridad. Al usar KPI, los gerentes tienen una visión amplia de cómo funciona cada parte del negocio (a partir de los indicadores) y pueden optimizar los recursos según sea necesario.

Ahora bien, le mostramos algunos puntos de cómo pueden los KPI´s ayudarlo a administrar su negocio, de una manera más efectiva:Al mismo tiempo, un KPI brinda a la empresa la oportunidad de crear flujos de optimización continuos. Al evaluar qué factores tienen mayor impacto en las ganancias de las empresas, los gerentes pueden definir una estrategia alineada con estándares de calidad más amplios y así aumentar las ganancias comerciales.

Principales KPI para entornos empresariales

Los KPI se pueden aplicar a varias áreas de una empresa. En este sentido, el gerente debe identificar los puntos críticos para la empresa y, a partir de este proceso, definir indicadores dinámicos alineados con las necesidades del negocio. Así, es posible destacar 5 ejemplos de KPI para entornos corporativos:

1. Tiempo de respuesta a la llamada

Uno de los factores que definen la calidad de un equipo es el tiempo promedio empleado para responder a las llamadas de los usuarios. Ante esto, la empresa puede definir un indicador para evaluar la calidad de la asistencia a cada llamada. Controlar este indicador debería generar una mayor precisión en los servicios.

Al identificar qué equipos tardan más en solucionar problemas de llamadas, es posible evaluar los puntos en el sector de las rutinas de servicio que necesitan mejoras. De esta forma, los gerentes pueden modificar los procesos internos en busca de patrones, enfocando en gran medida las necesidades de los usuarios, reduciendo el impacto causado por fallas operativas.

2. Satisfacción del cliente

La satisfacción del cliente está directamente relacionada con el grado de fidelización a medio y largo plazo. Dado esto, los gerentes pueden realizar investigaciones en las etapas de posventa para identificar cómo responde cada consumidor a las rutinas comerciales. Así, será posible evaluar qué procedimientos tienen el mayor impacto positivo y eliminar las prácticas que tienen mala recepción entre el público objetivo de la empresa.

Los indicadores de desempeño de los niveles de satisfacción generalmente se miden de tres maneras: encuestas de satisfacción, disminución de quejas o mayor compromiso. La mejor forma de medir también depende del tipo de negocio.

3. Índice de errores operativos

Para ser ágil, es fundamental que la empresa tenga una cadena operativa con una baja tasa de error. Al evaluar qué puntos son los más problemáticos, los gerentes pueden encontrar fallas que impactan en la fluidez de los procesos internos y por lo tanto aplicar medidas correctivas con mayor precisión.

A largo plazo, este indicador puede verse como una forma de hacer que los negocios sean más efectivos y competitivos. Además, la reducción de este indicador mejora el resultado de otros indicadores, como el índice de retención de clientes y el abandono (reduce su número).

4. Satisfacción interna
Para identificar la efectividad de las políticas de gestión, el área de recursos humanos puede realizar encuestas internas para identificar el grado de satisfacción entre los colaboradores o identificar el clima organizacional. Se pueden adjuntar a cuestionarios que animan a los profesionales a dar su opinión sobre cómo las políticas internas afectan su día a día y, por lo tanto, ayudan a la empresa a mejorar sus métodos de gestión.
5. Tasa de conversión
La tasa de conversión ayuda a su empresa a identificar cómo sus campañas y estrategias de empresariales impactan en el mercado. Al evaluar el éxito de los clientes potenciales creados por la empresa, la organización puede evaluar cómo sus enfoques influyen en los ingresos y así poder optimizar sus procesos de internos.

Descubra Smart Performance

Si busca una herramienta de medición de objetivos dentro de su empresa/organización Smart Performance es la mejor opción, ya que ayuda en la asignación de objetivos a todo el personal, definiendo KPI´s específicos generales y particulares para cada colaborador. Facilita el seguimiento y supervisión, y ayuda a enfocar al personal hacia una misma meta, motivando así a una cultura de mejora colectiva para que su organización llegue a niveles óptimos de rendimiento dentro del mercado.

enlightenedLe invitamos a solicitar una demostración sin costoenlightened