5 características para hacer KPIs más efectivos en tu empresa

empresarios exitosos, éxito por medio de indicadores clave rendimiento

Para seguir siendo competitivos, los gerentes deben realizar un seguimiento de cómo progresan regularmente los objetivos de su empresa, ¿de qué forma?, usando KPIs precisos que les permiten medir y evaluar su mejor, de los cual aquí te platicamos.

KPI, ¿qué es y cómo definirlo?

Establecer indicadores clave rendimiento (KPI) de la empresa es una de las formas más sencillas seguir el progreso de tus objetivos. Sin embargo, muchas personas se equivocan en los KPI s (key performance indicators por sus siglas en inglés) de su negocio, midiendo demasiado o no lo que es útil o copiando las métricas que otros están usando.

Para que sean efectivos, es esencial que los gerentes consideren lo que necesitan saber y luego establezcan los objetivos para medir su estrategia específica.

A continuación te compartimos 5 características importantes para hacer KPI s más efectivos en tu empresa

Sencillo

dibujo de sencillez, trabajo sencillo con objetivos.

Un KPI (key performance indicator por sus siglas en inglés) debe ser simple, directo y fácil de medir. El experto en análisis de negocios Jay Liebowitz dice que los indicadores clave de rendimiento efectivos son aquellos que "impulsan decisiones, no preguntas adicionales".

Por ejemplo, pensar en "¿Cuántos clientes nuevos agregaremos este semestre a la base de datos?", ayuda a tener el métrico definido y así poder generar un KPI objetivo y fácil de comprender.

El personal involucrado en su totalidad debe de verse involucrado en un objetivo, debe poder reconocer claramente el papel que juega. Si una meta es clara, podrán tomar decisiones prácticas que conduzcan a lograr el resultado deseado.

Relevante

dibujo balanza, objetivos empresariales.

Por importante que sea para que un KPI sea simple, también debe ser relevante para un equipo o estrategia específica dentro de una organización. Si el objetivo no tiene ninguna relevancia para el personal, difícilmente se va a cumplir o a alcanzar.

Por ejemplo, en un área comercial o de ventas, un tipo de KPI enfocado a lograr disminuir el índice de rotación de personal puede no ser de mucha relevancia, ya que no compete a su área, sin embargo, un objetivo enfocado a incrementar la tasa de conversión en un porcentaje específicamente en comparación con el año anterior, puede ser un motor motivante para los miembros del equipo.

** La relevancia garantiza que los tomadores de decisiones correctos sean responsables de medir KPI específicos, lo que aumenta la probabilidad de un resultado exitoso.

Alineado

dibujo diamante, objetivos kpi, organizacionales

Los KPIs siempre deben de surgir de los objetivos estratégicos generales de una organización. Como resultado, deben alinearse y no socavarse involuntariamente entre sí.

Si bien algunas organizaciones se enfocan en atraer y adquirir un número cada vez mayor de nuevos clientes, para otras empresas esto puede no funcionar dentro de la visión general. Por ejemplo, una empresa que pone énfasis en el servicio al cliente tendría un enfoque más central en el número de visitantes y la retención de clientes que en la adquisición.

** Asegúrese de que los KPI siempre respalden la estrategia general de la organización.

Alcanzable

dibujo alcanzable, objetivos, empleado exitoso

No sirve de nada crear KPIs por el simple hecho de hacerlo. Los gerentes deben de querer construir diversos tipos de KPI organizacionales que afecten positivamente a la empresa. Como tal, no solo deben de ser fáciles de entender, sino que los colaboradores también deben de saber cómo lograr un resultado efectivo.

Establecer metas inalcanzables puede desmotivar a los empleados. Cuanto más realista sea el objetivo, es más probable que los equipos lo alcancen.

En lugar de establecer metas grandes y complejas, una organización puede querer comenzar con algo pequeño. Al establecer metas a corto plazo que desafíen a los colaboradores, pero que no los abrumen, una organización no solo puede rastrear el progreso de un KPI, sino también elevar la moral.

Medible

objetivos medibles, organizacionales

Puede parecer obvio, pero un KPI debería ser fácil de medir.

Uno eficaz evita objetivos generalizados como "Mejora en el departamento de almacén". En cambio, un KPI efectivo debe basarse en un objetivo sólido y enfocado que pueda producir medidas cualitativas y cuantitativas. Un buen ejemplo podría ser "reducir el stock muerto en un 20 % en el próximo trimestre".

Una buena forma de medir un KPI empresarial es con alguna herramienta que le permita no solo definir de una forma adecuada un KPI, sino que le permita dar un correcto seguimiento, y le facilite el análisis sobre los datos obtenidos para tomar decisiones críticas basadas en hechos en lugar de intuiciones.

No solo estará en una mejor posición para medir con precisión y eficacia los indicadores clave de rendimiento de su negocio, sino que también tendrá información más detallada sobre el desempeño de su negocio, lo que le permitirá obtener pronósticos y tomar decisiones más precisas.

¿Qué es Plusoria?

Con Plusoria, podrás definir indicadores claves de rendimiento acorde a los fines buscados por tu empresa.

Con esta plataforma podrás llevar un seguimiento, obtener métricos desde la dirección estratégica, lo que te facilitará la toma de decisiones basándose en datos, así obtendrás mejores resultados y mayor efectividad, además de la posibilidad de retomar el rumbo a tiempo cuando un indicador no resulte. Utilice Plusoria para medir KPI s y seguro que tu negocio te lo agradecerá.

enlightenedClic aquí para solicitar una prueba gratis y comprobar la relevancia en los kpisenlightened

Plusoria, sistema para medición indicadores clave en las empresas, logo

Solicitud de información